La agricultura familiar recobra protagonismo con apoyo municipal y nacional

24/07/2020 | COLONIA CAROYA |

A partir de una política pública sostenida de recuperación de la producción e identidad rural, desde la municipalidad de Colonia Caroya, el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), y distintos actores de la economía social y popular, buscan promover y fortalecer una red de producción y consumo que dinamice la economía cotidiana en la región.

Emilia Solfanelli Promotora facilitadora de Grupos de Abastecimiento Local INTA

La diversidad de la producción local de verduras incluye una veintena de variedades: berenjena, achicoria, pimiento verde, pepino, cebolla de verdeo, repollo, perejil, lechuga, acelga, rúcula, papas, batatas, anquitos y chauchas, entre otras. A su vez, la producción de gallinas, cerdos y agricultura extensiva, complementan el polo productivo de alimentos y sus derivados.

En diálogo con La Ronda, Emilia Solfanelli, promotora facilitadora de Grupos de Abastecimiento Local (GAL) del Programa Prohuerta de INTA, indicó: “Varias de las familias que viven en la zona rural, habían abandonado o no le estaban apostando tanto a todo lo que era la cuestión de producción, por una cuestión de que no estaban teniendo los recursos económicos o que no se pasó el saber de la producción a la gente más joven. Entonces empezamos a acompañar a algunas familias, de esas de armaron grupos, sobre todo de mujeres”.

“La propuesta consiste en ver más o menos qué les gusta hacer y en función de eso ver qué posibilidad tienen de espacio, y la ‘muni’ de Colonia Caroya junto con INTA de Jesús María poniendo los recursos económicos como para que se arranque con el proyecto”, agregó

 Durante el al actual contexto de pandemia, el sector de la agricultura familiar toma mayor protagonismo, y la posibilidades de comercialización de alimentos en la región, crecen. En ese sentido, la promotora enumeró que las familias “están más vinculadas a todo lo que es la producción de verduras, y algunas de ellas ya hoy no son sólo agricultura familiar, sino que ya unos son pequeños productores que comercializan sus productos, incluso, en verdulerías o en el mercado en Córdoba”.

Antes de finalizar, Solfanelli sostuvo que apuestan sobre dos grandes ejes, el consumo local y la producción de alimentos, tratando de evitar cualquier intermediario. “No elegimos cualquier política pública para incentivar a las familias rurales, sino que justamente buscamos general alimentos de calidad, frescos y que quede acá en la zona”, aseguró.

 Por último, tras la flamante creación del Departamento de Economía Social municipal, se trabaja en una ordenanza que impulse y reconozca la economía popular y sus trabajadores y trabajadoras, fomentando el trabajo en red, el asociativismo y la articulación entre familias productoras, Estado, consumidores y otros eslabones del circuito de la economía social.


Etiquetas: Ambiente Producción Economía