Sinsacate y la revalorización del Camino Real desde su biodiversidad

02/06/2021 | AMBIENTE |

La ingeniera Andrea Mansilla, responsable del área de Ambiente de Sinsacate, dialogó con La Ronda para contar las actividades que vienen realizando en la localidad en materia de forestación y cuidado del ambiente.

Andrea Mansilla - Ambiente Sinsacate

El Camino Real y Mansilla se entrelazan desde su tesis en la especialización en planificación y diseño del paisaje que le dio el título de ingeniera agrónoma.  

“Hice análisis de todas las variables, sociales, ambientales, naturales y me centré en una unidad de paisaje  que es la zona urbana de Sinsacate. Allí desarrolle todo un proceso que tiene que ver con la forestación del camino real; lugares de encuentro; miradores y portales de acceso”, cuenta sobre su trabajo académico. 

Su deseo de ponerlo en práctica la llevó a ponerse en contacto de el intendente Carlos Ciprian y a partir del año pasado se sumó al equipo de ambiente de la localidad. 

La principal idea era sumar a la comunidad en la forestación del Camino Real, pero por la pandemia muchas de las actividades quedaron trunca. 

Asimismo, pudieron llevar adelante tareas de plantación de algarrobos con la organización Forestando Sinsacate y un grupo de vecinos y vecinas y entregar árboles para veredas y dar charlas al respecto. 

“La idea fue aumentar la biodiversidad de la zona, hacer docencia y que se conozcan los árboles nativos”, señala Mansilla y explica que por la deforestación y plantación de exóticas “cuesta reconocerlos y ponerlos en valor”. “Hay todo un camino recorrido en ese sentido y la gente quiere usar árboles nativos”, valoró.   

“La idea es ir aumentando la biodiversidad y que esta zona sea un punto de parada hasta llegar a la reserva de árboles nativos” 

Por otro lado, con respecto a la apropiación de las personas de los espacios públicos explica que “hoy se ve que los parque lineales son más importantes que las plazas porque la gente busca caminar”.

Mansilla entiende que es importante superponer la educación, la cultura y lo turístico: “La idea es que si vienen turistas puedan recorrer las postas y las estancias jesuíticas que son patrimonio de la humanidad y eso nos da una visibilidad internacional, entonces mi objetivo es vas a ver un museo hermoso en Jesús María, Colonia Caroya pero el recorrido que va uniendo todos estos hitos muestra nuestro paisaje, nuestra identidad”

“La pregunta que nos hacemos es cómo habitamos nuestro espacio, cómo lo cuidamos y todo está en esa línea”, señala. 

 Otra actividad importante para Sinsacate, entendiendo el crecimiento en la urbanización de la misma, es la planificación y reglamentación de la forestación para que puedan convivir con los proyectos inmobiliarios.

 “Todo lo que es el borde del Camino Real tenes un tamaño de lote mínimo y eso hace que se conserve todo el corredor biológico”, explica. 


Etiquetas: Sinsacate Camino Real