Martín Rizzi: “Tenemos que hacer un cambio de mentalidad para que todo sea sustentable”

30/07/2020 | COLONIA CAROYA |

El Secretario de Servicios Públicos visitó los estudios de La Ronda para hablar sobre el trabajo que viene realizando el área en base al tratamiento de los residuos sólidos urbanos. Hizo hincapié en que “todos tenemos que ser parte de la solución” para lograr la disminución de basura.

Martín Rizzi - Secretario de Servicios Públicos

Martín Rizzi - Secretario de Servicios Públicos

Martín Rizzi es Secretario de Servicios Públicos de la Municipalidad de Colonia Caroya. Asumió en su cargo en enero de este año y visitó los estudios de La Ronda para contar el trabajo que vienen realizando desde la cartera en materia de residuos sólidos urbanos. 

Rizzi explica que se producen 20 toneladas diarias de residuos en la ciudad y que con respecto a la cantidad de habitantes, “es una media normal”. 

Desde el 2015 el municipio viene trabajando en el basural a cielo abierto para transformarlo en una planta de entierro de residuos controlado. El funcionario valora este trabajo ya que considera que están “un paso adelante” en el tratamiento de los residuos

Este predio cuenta con seis hectáreas donde se trabaja de manera sectorizada con todos los tipos de residuos, a excepción de los verdes. Aquí, por ejemplo, se trata de manera particular la recolección diferenciada que promovió la gestión de Brandan.

Con respecto a estos últimos, Rizzi sugiere siempre tener en cuenta la bolsa transparente para que el camión pueda reconocerlos y le sea “rápido y efectivo” y que, en caso de sacarlos en un horario donde ya pasó el recolector guardarlos hasta la semana próxima ya que “no es residuo que se descompone”. Los vecinos y vecinas  de zona sur de la ciudad deben sacar su bolsa los días miércoles antes de las 4 am (martes a la noche), en tanto para zona norte (incluido barrio Los Álamos y Malabrigo) antes de las 20 horas. 

Para los residuos verdes, en zona sur la recolección se hace de lunes a miércoles  mientras que en zona norte de miércoles a viernes. Aquí también se permite dejar escombros para la recolección ya que, según explica Rizzi son compatibles ya que la “disposición final” es el mismo lugar, un predio ubicado en calle 164  entre calles 39 y 34.   

También está la posibilidad de que cualquier vecino o vecina pueda acercar sus residuos verdes o escombros a esta locación que, hasta tres metros cúbicos, es sin costo.  En cuanto a las empresas de contenedores deben tener una tasa comercial para que le autorice depositar los escombros en ese lugar. 

Rizzi hizo mención a la nueva medida que tomaron en cuanto a la recolección de residuos volumétricos o material de descacharrado que se realiza los primeros lunes y martes de cada mes. Esta iniciativa comenzó como un aporte municipal a la concientización de la prevención del dengue.  

“El trabajo final no sirve si el residuo no sale desde nuestras casas de manera diferenciada”  

En cuanto a la zona de Tronco Pozo, Rizzi asegura que junto con el centro vecinal se llevaron acciones en las dos plantas de tratamientos. En ese sentido se dispuso un guardia en el predio, se realizaron obras y se instalaron contenedores en los ingresos.  

Una de las inversiones que realizó el municipio fue la apertura de una nueva fosa para enterrar los residuos urbanos locales que, comenta Rizzi, si se realizan los tratamientos adecuados la planta puede durar hasta 8 años.  Para ello cree importante que desde los hogares se empiece a diferenciar los residuos para fomentar la economía circular. 

La fosa tardó dos años en construirse y requirió de fuertes aportes económicos municipales por lo cual se remarca la importancia de un correcto tratamiento para “evitar los costos excesivos”.  

En la actualidad el 48% de los residuos que llevan los 27 camiones corresponden a desechos orgánicos, casi la mitad de los  460 metros cúbicos semanales. Es decir que si se logra reducir los orgánicos a la mitad casi siete menos ingresarían a la planta reduciendo así la huella de carbono. En este sentido, el municipio entregó módulos de lombrices californianas para fomentar el compostaje en casa.  “Esto nos va ayudar a ahorrar recursos que podemos destinar en otros lugares”, expresó el funcionario.  

“Tenemos que mostrarle al vecino que todos  los días estamos trabajando, para que aquellos que si están haciendo las cosas bien digan ´bueno me quedo tranquilo´ y los que todavía no se sumaron al reciclado digan ´no che,  soy el único que no estoy cumpliendo´. Todos tenemos que ser parte de la solución”, exclamó.  

Sobre el futuro, Rizzi insistió en la meta de lograr que para 2023 los residuos orgánicos bajen un 50%. Por otro lado, poder generar este año completo una trazabilidad del volumen, peso y tipo de los residuos.  Esto último le permitiría gestionar más y nuevas herramientas para hacer más efectivo el tratamiento y, además, generar nuevas fuentes de trabajo.  


Etiquetas: Basura Recolección Compost Lombrices

Nueva fosa para enterrar residuos

Nueva fosa para enterrar residuos

Nueva fosa para enterrar residuos